Meditación: De la Dependencia a la Independencia

Una meditación para encontrar la clave de nuestra dependencia… 

prepara el espacio, ponte inciensos, velas, agüita … relájate y que nadie te interrumpa.

 

Cerrar los ojos, visualizar un espacio verde… y verte sentada frente a un gran árbol.

Observa los detalles del tronco, las ramas, las hojas, los grosores, colores, nudos, la cantidad de ramas… sin juzgar… simplemente observa… la luz que pasa a través de las hojas, siente los rayos del sol que llegan a ti, los que te iluminan, siéntelos… siente el calor en tu cuerpo.

¿Cómo se siente tu piel?   ¿Cómo se sienten tus venas? ¿Tus músculos?

El Calor va penetrando tu cuerpo y llega los órganos ¿a qué órgano llega con más intensidad?

Arbol luz

Esta energía del sol está en constante circulación, sentimos su calor, su vibración, su energía, sus latidos…  Sigue circulando por tu cuerpo y te vas dando cuenta que toda esta energía confluye en el útero, cómo si fuera el corazón del universo.

Siente, disfruta, vive la sensación, danza al ritmo de la vibración. Sé tu útero.

Ahora desde el útero la energía vuelve a repartirse por todo nuestro cuerpo, sintiendo su calor, su ritmo, su color (rojo), va cubriendo todo nuestro cuerpo físico y nuestro cuerpo etéreo.

Desde la base de nuestro cuerpo van saliendo raíces y emanamos energía por todo nuestro alrededor

volvemos la atención a la sensación en nuestro cuerpo etéreo más cercano al cuerpo físico y vamos recorriendo con la intensión cada rincón, cada espacio hasta que encontremos un espacio, un punto energético con otra frecuencia vibratoria, con otro color, con otro movimiento o con otra temperatura.

Uno sólo uno, nos centramos en éste y le pedimos que nos muestre un álbum de fotos, ese álbum lo tomamos

 lo llevamos a nuestro tercer ojo y le pedimos al universo que nos demuestre la clave de nuestra dependencia.

abrimos el álbum y miramos dentro.

Ahora esa situación o persona la colocamos sentada al lado nuestro, no dentro nuestro campo áurico,

Cerramos los ojos de las emociones y le preguntamos ¿por qué hace lo que hace? sin juzgar, le escuchamos, sentimos y o vemos.

Si está entrando en nuestra aura potenciamos el color rojo, el lila de la trasnmutación y nos elevamos, observamos, no nos identificamos.

Seguimos sintiendo, viendo, oyendo….

De a poco se comienza a ir, se va despidiendo… cuándo termina… le damos las gracias y le despedimos.

Inhalamos profundamente… retenemos la respiración y exhalamos fuerte por la boca.

Volvemos a nosotras, a nuestra vibración y observamos: ¿Dónde? ¿qué temperatura? ¿qué color? ¿qué dolor o sensación hay?

No somos el dolor, no somos la emoción, no somos el recuerdo… lo presenciamos, es una película, es sólo una imágen.

Ahora poco a poco colocamos nuestras manos donde sintamos que es necesario hacerlo y visualizamos y o sentimos una luz violeta con centro dorado que llega en forma piramidal desde el universo y pasa por nuestras manos y sana, transmuta y renueva la energía densa, estancada.

Inhalamos profundamente… retenemos la respiración y exhalamos fuerte por la boca.

Recordamos que es energía, la podemos elevar, elevamos su frecuencia vibratoria.

Si queremos cambiar las manos de posición lo podemos hacer

Inhalamos profundamente… retenemos la respiración y exhalamos fuerte por la boca.

Si el fantasma de la foto sigue por ahí rondando, le damos las gracias y le despedimos. Soplamos fuerte por la boca…. hasta que se vaya totalmente.

Colocamos las manos en el corazón y hacemos la última inhalación profunda y soltamos con toda la fuerza….

lluvia dorada

Bajamos las manos a la pantorrilla con las palmas hacía arriba y sentimos una lluvia verde y dorada de frescura y renovación, esta lluvia nos renueva, nos equilibra, termina de borrar todo lo que no se borró hasta ahora y lo llena de amor, eleva la frecuencia vibratoria y ya está!

Me perdono…. me perdono…. me perdono….

ahora nos abrazamos a nosotras mismas, con fuerza, con entendimiento, con amor…

Me amo a mi misma, tal y cómo soy de verdad

Me amo a mi misma, tal y cómo soy de verdad

Me amo a mi misma, tal y cómo soy de verdad.

me amo a mi misma

Amor, amor, amor

Gracias.

Para rituales personalizados, no dudes en contactarte conmigo,

Gabriela Piaggio Politi

 

 

Autor: Alquimia del Corazón

Mujer Vidente, Madre del alma. Educadora Especial.  Acompañamiento emocional a través de Lectura de Cartas y rituales personalizados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s