Baño de florecimiento (básico)

Para armonizar el cuerpo, limpiar el aura, equilibrar las energías, abrir caminos y caminar sobre flores!!!¿Cuándo?

En cualquier situación… buena o mala, pero sientas que necesitas una ayudita extra, o centrarte, o que a tu alrededor la cosa esté más suave y armónica! este baño te va a calmar, ayudar, y despejar de bajas frecuencias vibratorias!!!

¿Qué día? 

Mejor con una luna en especial, para determinado objetivo. Cae muy bien en luna nueva y en luna creciente.

Pero se puede realizar en cualquier fase lunar y cualquier día de la semana.

¡Eso si! Este ritual debe realizarse por la noche, antes de irnos a la cama a dormir.

Baño de florecimiento -básico-

Vamos a necesitar:

  • 1 vela blanca, 1 vela roja, 1 vela azul, 1 vela verde, 1 vela amarilla.
  • 4 Inciensos
  • 1 vaso con agua
  • Un pocillo con tierra
  • Una imagen
  • Olla con agua
  • Flores:
    • 6 Rosas rojas
    • 4 claveles blancos
    • 3 flores amarillas
  • Canela en rama (2 varitas medianas, aprox.)
  • 5 Clavos de olor
  • 7 cucharadas de miel
  • Vainilla
  • Café en grano (un puñado)
  • 1 pimienta en grano
petalos

Prender el altar: siempre tener presente los 5 elementos (Crea tu propio altar – pincha aquí)

  1. Agua: Un vaso con agua, copa con agua, o cualquier cosa con agua. ósea agua.. jeje
  2. Tierra: Un puñado de tierra en un recipiente, una planta (plantada, por que si son flores o ramas cortadas se considera ofrenda y no así tierra). Piedras.
  3. Aire: Los 4 inciensos. (palo santo, copal, mirra, coa, etc.)
  4. Fuego: Las 5 velas de colores. La vela blanca irá en el centro del altar y las otras cuatros, cada una representando los  puntos cardinales (note, este, sur, oeste)
  5. Etéreo: Una imagen u objeto que represente lo que crees, puede ser un símbolo, una figura de geometría sagrada, una foto, un santo, arcángel, oráculo…etc.

Una vez prendido el altar lo activamos… 

Cerrando los ojos y llamando a nuestros Seres de Luz, Guías Espirituales, Ángeles y/o Arcángeles  que nos acompañen y nos protejan en esta ceremonia de florecimiento.

En este momento sentimos la presencia… sentimos la conexión con el altar y con nuestros guías.

Sahumamos las flores, los granos, la miel, la canela y la vainilla…

Tomamos con ambas manos las flores y las pasamos por encima del fuego, del calor de las velas y pedimos que activen y unan energías para este baño de florecimiento. Sentimos la unión de fuerzas, respiramos profundamente, somos conscientes del momento presente, del flujo de energía.

Luego pasamos las flores por el humo de los inciensos,

Pidiendo por amor, paz, libertad en el caminar. Que se abran nuestros caminos y vayamos como flotando en un alfombra de flores, con armonía, comprensión y paz hacia lo que más nos conviene en este momento.

caldeirão

Después de sumar las flores, vamos a colocar los pétalos de las flores dentro de la olla llena de con agua.

A continuación sahumamos uno por uno los demás ingredientes de este delicioso baño de florecimiento.

Vamos pasando por el calor del fuego y el sahumerio de los inciensos…

La canela, pimienta en grano, miel, vainilla, granos de café y el clavo de olor.
Y  los vamos incorporando, uno a uno,  a la olla llena con agua.

Colocamos la olla al fuego por 30 minutos.

Pasado este tiempo dejamos reposar hasta que el agua esté tibia.

Vamos al Baño llevando la olla con el agua florida, la vela blanca del centro del altar, un incienso nuevo y una taza que nos servirá para irnos hechando el agua.

Apoyamos sobre una superficie la vela y el incienso.

Estamos a la ducha dándole la espalda a la puerta del baño. Y delante nuestro colocamos la olla y la taza.

Nos Bañamos!

Durante todo el proceso del baño vamos sintiendo las propiedades de las plantas en comunión con los espíritus y confabulados con el universo bañando nuestro cuerpo, limpiando y  trasmutando toda energía densa y a la vez llenando y renovando de energía de luz, florida, que hace germinar las ideas, empezar nuevos proyectos abriendo nuestros caminos y armonizando las energías dentro de nosotras y todo nuestro al rededor.

Tomamos una taza con agua y pétalos de la olla y nos echamos el agua en el siguiente orden:

  1. Hombros
  2. Inicio de la espalda
  3. Bajo vientre
  4. Pantorrillas
  5. Pies.

¡Nunca nos echamos el agua en la cabeza!

Y así varias veces, hasta que el agua se acabe. Siempre siguiendo la secuencia, como la canción … jejeje.. Hombros, espalda, vientre, pantorrillas y pies… y volvemos a los hombros, espalda… etc.

Al finalizar, sin secarnos nos vamos a la camita a descansar y a dormir, hasta el siguiente día.

… Sí! con los petals y semillas encima… ya se irán desprendiendo solos del cuerpo, no te preocupes, no ensucian… más bien te seguirán limpiando toda la noche!

namaste
Agradecemos

Ya mañana limpiarás… ahora a descansar!!!

Buenas noches y nueva vibra!

Gracias…

Gabriela Piaggio Politi.

Autor: Alquimia del Corazón

Mujer Vidente, Madre del alma. Educadora Especial.  Acompañamiento emocional a través de Lectura de Cartas y rituales personalizados

2 pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s